domingo, 9 de noviembre de 2008

Encuentro (breve) con Eric Idle

Lamento haber tardado tanto en hacer este post, pero he estado bastante agobiado estos últimos días y se ha quedado en el tintero hasta que 8 días más tarde, lo he podido completar.
Que lo disfrutéis:

Con el declive de las Spice Girls y la irrupción de las quinceañeras fanáticas en el mundo del fútbol, comenzó a formarse en mi cabeza un sentimiento de pasotismo hacia todo el género fan. Básicamente me juré a mi mismo no hacer una cola superior a 1 hora para tener un recuerdo escrito o fotografiado de que alguien famoso hubiera gastado 5 segundos en atenderme. Pasé a entender el género fan comportamiento rastrero y gusanil(tm).

Pero soy un ser humano y el jueves pasado rompí ese juramento. En mi defensa diré que se trata de una de las pocas personas en el mundo que alcanzan el nivel de Deidad dentro de un cuerpo mortal. Os habló del grande e inigualable Eric Idle (Debajo, el que está entre las piernas de diversas bailarinas. Llamalo tonto), también conocido como Sir Robin, Risitas, Stan/Loretta, Dirk McQuickly, Cuentacuentos, confusor de gatos, señor que da codazos, vendedor de enciclopedia exitoso, y cantante principal en la cruz entre otros muchos papeles míticos de Monty Phyton Flying Circus.

Resulta que leí en la prensa gratuita barcelonesa (que no sirve ni para poner en el suelo cuando acabas de fregar el piso) que asistiría como invitado especial a la función de Spamalot (musical de asistencia obligatoria). No lo pude resistir, no podía dejar pasar la ocasión de estar cara a cara y decirle que es un puto genio (bueno, no literalmente).

Pero claro, no iba a salir justo al acabar la obra, además le prepararon un piscolabis dentro del bar del teatro. Dos horas y media después de la función mi espera resultó fructuosa. Paco Mir, director de la adaptación al castellano de Spamalot salió y nos invitó a subir a conocer a Eric y que sudáramos un poco de los seguratas. Así que yo y otros 6 fans subimos al bar del teatro donde se estaba haciendo la fiestecilla y nos abrimos paso con la frase "Nos ha dejado Paco Mir". Y así llegamos al segurata, y el segurata nos remitió a una especie de manager que tardó 5 segundos en llevarnos hasta el ojomeneado(tm).

Lo que vino después no es nada del otro mundo. No fue una interesante conversación sobre el existencialismo ni las claves para frenar el cambio climático ni gilipolleces por el estilo, pero por alguna absurda razón ese "Thanks for life of Brian and specially The Bright Side of Life, a song that change the way I look at the world". Esa frase de fanboy, tenía sentido, era sentida. Me la suda lo que opine la gente, para mi era importantísimo hacerle llegar el mensaje de que es alguien a quien admiro, más incluso que cualquier cosa que pudiera decirme. No nos engañemos, tuve 5 minutos que además tuve que compartir con más gente, me contenté con hacerle llegar el mensaje, y para poner la guinda, él estuvo amable y animado más no poder.

Qué más puedo decir, soy un hombre feliz por haber conocido al hombre que compuso el tema central de mi funeral.

Aprovecho para mandar saludos a los (pocos) fans que se congregaron allí, en especial a Sarai y Martina por mandarme las afotos ; )

Un día de estos os hablaré de cómo será mi funeral. Sin dramas, lo juro.

3 comentarios:

Halfang dijo...

Yo le hubiera metido un codazo ahí mismo, y'know-what-I-mean nudge nudge say no more SAY NO MORE

Marina5 dijo...

¡Grandioso!

Hal dijo...

I wish I was there.