sábado, 11 de julio de 2009

En la Tierra Prometida

Aquello pasó hace 12 años. 12 años desde que dijimos adios al  mítico campo de Sarrià y empezamos nuestra peregrinación hacia la Tierra Prometida. Algo que  por 1997 resultaba un sueño y que cuando se anunció oficialmente comenzó el camino hacia una larga y tortuosa carretera como cantaban los Beatles. Retrasos, gastos extraordinarios, parones... Sabiamos que llegaría el día, pero cada día se alejaba más.

No es que reniegue de los éxitos logrados estas últimas campañas, ya que en este tiempo hemos duplicado nuestro palmarés incluyendo otra final de la UEFA, y sin bajar a segunda (aunque hemos flirteado demasiado con el tema). Además he estado rodeado todo este tiempo de los mejores seguidores y amigos que uno pueda tener para ver al Espanyol.

Pero ya está. Se acabó la espera, el día 2 viene el Liverpool para la puesta de largo, y el primer partido de Liga será contra el Madrid. Casi nada.

Para que os vayais haciendo a la idea de como está el campo, os pongo las fotos que hice ayer en una visita guiada que nos hicieron a la Peña de Sant Adrià.

El exterior del campo. Alrededor del campo se pondran algunos arbolitos para que no de siempre el Sol. Queda pendiente la construcción de la rotonda al lado del campo que estará terminada (en principio) en un año, así que el transporte público va a ser nuestro mejor aliado esta primera temporada. También falta la zona lúdica, pero se acaba de empezar a construir, así que los cines, las tiendas, restaurantes etc,... tendrán que esperar, así como el parquing de 2800 plazas.

Este es el campo desde dentro. Parece grande y ancho ¿Verdad? ERROR. Es grande, pero recogido, el escenario perfecto para animar a los jugadores, o presionar al árbitro... o insultar a Piqué. He hecho la prueba de gritar "Espanyol OE OE" y se oye, ¡Vaya si se oye!. Foto tomada desde lo alto de la 1ª grada.

Foto desde la segunda fila a ras de campo. Probablemente el peor sitio que haya en el campo para ver el partido, pero como veis, aun así se ve genial. Imaginaos el resto.

Aquí con unos amigos ensayando lo que es la increpación del linier. Hay 5 metros de césped artificial hasta llegar al césped natural. así que el lienier estará a unos 6'5 metros. Como podeis ver la protección es de risa.

Palco VIP: En una de estas zonas reservadas, por una cantidad considerable, directivos de multinacionales tendran un espacio propio, con sofa, tele HD, minibar, 20 asientos en una de las mejores zonas del campo. Además, los ventanales hacen efecto espejo, por lo que pueden llevar pilinguis sin que nadie se entere. Otra fuente de ingresos atípicos.

El fútbol desde lo alto. Así se vé desde la 2ª grada de tribuna.

Espacio entre filas. Aunque hay bastante espacio, las sillas son plegables para facilitar el desplazamiento entre localidades. Nos tendremos que acostumbrar a mirar antes de sentarnos para evitar lamentables accidentes. Foto tomada desde la 2ª grada.

Zona VIP del palco, donde se comen los canapés y demas pijotadas.

El rey del mundo. Así se ve el campo desde el Palco.

Zona de relax de los jugadores. Jacuzzi, sauna, baño de vapor, hidromasaje,... no se yo si se merecen tanto.

La entrada al campo desde vestuarios.

Mi hermana poniendo órden desde la banda sin soltar el bolso y sin perder un ápice de feminidad.

Los banquillos. Son comodos pese al plástico que los cubre. Entiendo que Faubert se quedara sobado. Eso sí, ojo al leventarse, que te dejas la cabeza si no estás un poco al tanto (true story), lo digo por si algún día entrenais al equipo.

Esta será la esquina donde estará la hinchada rival. Se les ha reservado la zona de 1ª y 2ª grada. Uno de los detalles que falta por ultimar será la verja o jaula que separe la zona del resto de seguidores, pero tranquilos que ya está previsto. En la esquina opuesta habrá otro video-marcador. 

Interior del campo. Pese a ser campo de dimensiones más reducidas que Montjuïc, el interior del campo no tiene nada que envidiarle, tanto en acceso principal como en la zona de catering. El espacio está optimizado al máximo (aunque ahora no tengo una buena foto para demostrarlo).

En resumen: Ha sido una gozada pisar por primera vez el campo de Cornellà/Prat. Por el aspecto final, por acerme a la idea de como va a ser nuestro futuro rodeado de mis compañeros, por los recuerdos de Sarrià y por los que nos tuvieron que dejar en el camino.

Tenemos un campo de 4 estrellas según la UEFA (se han descontado alguna), con accesos amplios y para minusválidos, sostenible (iluminación de bajo consumo, placas fotovoltaicas en el techo, reciclaje de agua de riego,...), que nos ayudará a ingresar más y gastar menos, y lo mejor de todo, que nos asegura una perfecta visibilidad. Dificilmente se me ocurriría un campo mejor deseñado ¿Alguien da más?

Bueno, despues de tantos años ya no jugamos en Barcelona...
¡¡¡NI PUTA FALTA QUE HACE!!!

Ara més que mai: LA FORÇA D'UN SENTIMENT

3 comentarios:

Halfang dijo...

Pero para qué querríais no jugar en barcelona, si ya tiene un equipo de fútbol?

Redundancias, oye.

Alstan dijo...

Se refiere usted al Polvoritense, ¿No?

Marina5 dijo...

Football is coming home