lunes, 14 de diciembre de 2009

La pérdida de referentes

El otro día en Buenafuente, la fabulantástica Ana Morgade hizo un monólogo sobre la propuesta que ha hecho la ministra Trinidad Jiménez de retirar ciertos productos por fomentar la obesidad infantil. El producto estrella es el huevo Kinder, que reúne todos los requisitos para desaparecer de la dieta Mediterránea por ser un cóctel de calorías que además tiene un juguete como premio.

Como podéis ver en este enlace, Ana hace una reflexión al respecto que me parece muy válida, sobre la pérdida de referentes. Hemos perdido el casete, el beta, la EGB, el VHS,… y hasta a Mister Propper… ¡¡¡Que cojones, también hemos perdido un planeta!!! Yo añadiría las manos locas y el Un, dos, tres, que llegó a tener una nueva edición en los 90… bueno, mejor esto último lo podéis olvidar.

¿Y a santo de qué todo esto? Os volveréis a preguntar como taaaaantas otras veces (normal, nadie sabe porque hago las cosas, ni siquiera yo mismo).

La respuesta es tan simple como dolorosa. Damas y caballeros: 

¡¡¡Mark Ritts ha fallecido!!!

Lo normal es que os quedéis igual que hace unos segundos, o probablemente tengáis ganas de castrarme por haberos hecho perder el tiempo. Pero cuando os diga quién es lo entenderéis, y si no lo entendéis es que no habéis tenido infancia, con lo cual es normal que tengáis ganas de rajarme los testículos porque NO TENEIS PUTA INFANCIA (y aun menos educación).

Mark Ritts era la rata que junto con Beakman y la chica cuyo nombre nunca he sabido, nos enseñaron el mundo de la ciencia de una manera amena y divertida.

Os dejo este video de recuerdo:

Mark Ritts
1946-2009


Goodnight sweet prince

2 comentarios:

Laurique Aullidos dijo...

¡Qué fuerte!
No tenía ni idea :(
Sí, poco a poco nos iremos haciendo viejos... ¿Por qué tú tienes tiempo para escribir en tu blog y yo no?

Victor dijo...

todos nuestros heroes de la infancia desaparecen... vease Mark Ritts... o el petri(megazero segun para quien), o todos esos dibujos miticos como sniff sniff musculator, chicho terremoto, oh dios no puedo seguir!!!
V