miércoles, 9 de enero de 2008

London time!!! Part 2/2 (Wooler St Rulez)

Bueno, ya he explicado todo lo que sucedió hasta una hora después de la entrada en el 2008, siguiendo el horario británico.

Lo que sigue es una vuelta al apartamento y a las 6 mi familia se marcha a pillar su vuelo de vuelta para Barcelona y yo apuré las horas de sueño hasta 1 hora antes de tener que dejar el lugar. Luego recogí todo y salí de allí a las 9:55 am hora británica, a 5 minutos de ser desalojado a la fuerza por bobbys y bichos tentaculados.

Nuevo emplazamiento: 68, Wooler St en el decadente Elephant & Castle (sí sí, Elefante y Castillo, si suena ridículo, fijaos en la siguiente foto)

Allí es donde tengo que esperar a que llegue el hamigo Óscar. El primer día no estaba para tonterias asi que me quedé perreando en casa descansando el hombro de la puta bolsa deportiva que me dejó mi hermana.
El dia 2 fue relax mientras repasaba tiendas con la conseqüente sorpresa que conlleva ver que las tiendas Virgin ahora se llaman Zavvi. Zas!!! de la noche a la mañana. Picadilly Circus mola un poco menos. Por cierto, películas a 3 Libras a patadas pasadas las navidades. Parece ser que las rebajas las adelantan. Dato que debeis apuntar. De nada
Y más cosas, Forbbiden Planet hay que verla.

El 3 me pasé por Bagel Street para ver que tal se las apañan sin mi. Lo cierto es que la tienda ha mejorado. Han puesto teles en lugar de los carteles y por arte de magia la gente ver la misma imagen en una tele y en un marco pero por razones que escapan a la lógica no es capaz de procesar la imagen enmarcada. Haré un estudio socilógico al respeto. De momento queda propuesto para la encuesta de febrero. Bueno, parece ser que el negocio avanza pero los empleados son más ineptos y los cuchillos más largos (me refiero a los que se clavan por la espalda, no a los del deli). Fue un gustazo volver a ver a la Anya y más aun rajar con ella del puto Micael, a mi chica Guinness Pavlina, Mewish, Suk, Viku, y demas gentuza. Me apetecia ver a Izabela pero no fue posible... y a la que parecia actriz porno del Este, desafortunadamente esta última habia dejado ya el trabajo. Una lástima vaya.
De vuelta al centro y a ver si podia pillar un par de entradas baratas para ver Spamalot pero ninguna bajaba de las 25. Mala suerte.
Vuelta a casa y encontrarme al Óscar allí. De ahí hasta el día fue un ejemplo de rutina, lo que pasa es que la rutina con el Óscar es divertida e incluye muchos chistes de elevada incorrección política aliñados con apasionantes partidas de Mario Kart, lo cual supera cualquier tipo de rutina estandar y muchos eventos especiales que se supone que tienen que ser "la reostia" y sirven para evadirse del día a día.

4 de Enero: Otra visita a Bagel para despedir a Sarah, y saludar a una chica que de haber seguido en la compañía, le habria tirado los trastos, hecho irrelevante en estos momentos. La verdad es que pasé un rato muy agradable. Todo el mundo rajando. Música para mis oidos.
A la vuelta me pasé a ver a mis australianos de Acton Town. Solo vi a tres de ellos pero fue un momento interesante. Me hicieron las 4 preguntas de rigor y luego hablábamos de temas aletorios como si no me hubiera ido nunca de la casa. Hacia tiempo que no me sentia como parte de un grupo así. De hecho, desde que dejé esa casa tengo ese vacío, esa falta de improvisación en mi vida, falta de conexión con quien me rodea. Volver del trabajo, abrir una cerveza, sentarme en el jardín y charlar, montar una barbacoa sin motivo aparente, hacerme general (ya os enseñaré un video cuando pueda) o ir al Red Back. Me siento un poco en ese estado de placebo en el que te sumerje "Let Down" de Radiohead (como no).

Anyway, el 5 era mi último día en Londres, o al menos, se suponia que iba a ser así.
Por la mañana compras familiares, a medio día vamos a comer al Wetherspoon que tiene dos cartas de póker pegadas al techo (a una altura de "a tomar por culo") que te hace reflexionar durante horas sobre el modo en que han llegado hasta allí.

Y al aeropuerto...

Y de repente estoy en Gatwick, con un tren que llega 10 minutos tarde adentrado en el caos de ese aeropuerto que está señalizado con el culo buscando la mesa de Easyjet. Hasta que llego y le pido a la chica que facture mi maleta para el vuelo de Barcelona de las 17:00. La mujer no tiene ni idea de que vuelo hablo, y se me queda mirando. Le digo que el vuelo que hay anunciado... y se me queda mirando. Y le digo que el que hay en la pantalla que pone "departures"... Y se me queda mirando, pero esta vez reaccionó antes de que puediera soltale el galleto que se merecía. Me dijo que habia llegado tarde y que fuera raudo al otro mostrador ya que ese estaba cerrado para facturar.
Voy al otro mostrador, mientras espero, miro mi reloj. Genial, las 16:22. El vuelo sale las 17:00 y yo tendría que haber facturado a las 16:20. 3 minutos más tarde me atienden. 4 minutos después me dicen que es muy tarde y me ofrecen la alternativa de volver más tarde para cambiar el vuelo al 6 a las 7:15 horario británico.

Vuelvo al primer mostrador. Le pregunto a la chica que hora tiene. Me contesta que había llegado tarde y bla bla bla. Le vuelto a preguntar. Me responde lo mismo añadiendo al final que ella no puede hacer nada. Digo "Ok" y me doy media doy dos pasos, me paro y me vuelvo a dar media vuelta (siguendo la lógica vuelvo a estar de cara a la tia pero dos pasos más lejos, por si alguno es tonto, que siempre hay alguien). Le digo "Ok but: What time you have?".
Las preguntas simples requieren respuestas simples. Mi objetivo era saber si mi reloj estaba sincronizado con el del aeropuerto, y la respuesta era sí. lo cual dice que en el mejor de los casos, me quedé sin facturar y por lo tanto, perdí el vuelo por un minuto.

Llamo para explicarselo a mi hermana que me dice que no haga mala sangre y me da la bienvenida al club de los que pierden un vuelo.
Llamo para explicarselo a Oscar que se muestra con un extraño sentimiento de culpabilidad como si realmente tubiera sentimientos y manitas como los humanos. Luego demostró algo más que eso. Al igual que mi hermana me da la bienvenida al club de los perdedores de vuelos. Ya sabeis, mal de muchos... buena sombra le cobija.

Lo que viene despues habría sido un festival de aburrimiento, pero ciertas circunstáncias evitaron un mar de horas de drama, pero eso ya lo explicaré mañana.

Lo se, se suponía que esto duraba 2 posts, pero no he sometido vuestra opinión a votación. Haré un epílogo y punto.

1 comentario:

Halfang dijo...

hahaha, me hiciste reír.

por cierto, en mi pagina de flickr tengo un par de fotos de las dos cartas de la muerte.

http://flickr.com/photos/17439468@N07/2098498901/

y

http://flickr.com/photos/17439468@N07/2098498315/